domingo, 6 de marzo de 2011

Sin saber por qué

Y a veces reímos, tan solo con mirarnos, sin saber por qué.
O lloramos, tan solo con pensarlo, sin saber por qué.
Quizá, hoy sea uno de esos días, no se muy bien por qué, la verdad.
Puede que sea, porque me he dado cuenta de que nada es para siempre, todo acaba.
También me he dado cuenta, de que cuando realmente vives es cuando estás feliz.
Y solo, solo, solo estás feliz, cuando él esta a tu lado, cuando te besa, cuando te sonríe, cuando te mira.
O cuando ellas están a tu lado , cuando te apoyan, cuando te hacen reír.
Pero, casualmente, hoy no están ni ellas ni él.
Por eso hoy no soy feliz, sin saber por qué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario